Mutua Ventures

  1. INICIO
  2. >
  3. TENDENCIAS
  4. >
  5. El ‘Senior Cohousing’, una alternativa perfecta...

El 'Senior Cohousing', una alternativa perfecta a las residencias

cohousing

CLAVES DEL ANÁLISIS

  • El ‘Senior Cohousing’ nace a partir de una necesidad real. En España más de 2,5 millones de mayores de 65 años viven solos, y un 53,9 % de los mayores de nuestro país no desea acabar en una residencia de ancianos.
  • La tendencia del Senior Cohousing, está cada vez más establecida y acogida, de hecho, en España actualmente ya hay más de 200 comunidades activas y en desarrollo.
  • Las principales razones por las que una persona mayor decide ingresar en un cohousing son: para combatir la soledad, porque lo consideran la mejor opción  y por querer vivir en comunidad.

Hablar de cohousing es hablar de una vida en comunidad. Una cooperativa en la que se está acompañado de otras personas con las que se comparte muchos espacios, actividades y gastos totalmente planificadas por ellos mismos acorde a sus necesidades (jardines, salas comunitarias, salas de juegos, biblioteca, huertos urbanos, terrazas, guarderías…), pero también tener una cierta independencia y privacidad al disponer cada uno de su propia vivienda personalizada. 

 

Vivienda, transporte, ocio, finanzas, moda, comida, cultura y muchos más son los sectores a los que ha llegado la economía compartida, la cual se prevé que crezca hasta llegar a los 335.000 millones de dólares en 2025, según datos recogidos por Statista. Además, se prevé que las empresas dedicadas a la economía colaborativa crecerán un 2.133% en 12 años.

En relación con la vivienda, en España, según datos de Tinsa, el precio de la vivienda ha vuelto a subir en el segundo trimestre de 2021, su valor se ha situado en 1.421 €/m2, un 2% más que en el segundo trimestre de 2020, siendo San Sebastián (3.686€/m2), Barcelona (3.359€/m2) y Madrid (3.088€/m2) las ciudades más caras para comprar una casa.

Este crecimiento y alto coste de la vivienda es lo que está motivando el aumento, por parte de la población, del uso de otras opciones alternativas como el llamado ‘cohousing” o vivienda colaborativa. Un nuevo modelo en el que los usuarios comparten espacios comunes, pero que al mismo tiempo cada uno tiene su vivienda o espacio privado para ser al mismo tiempo independientes y tener privacidad.

El fenómeno del cohousing proviene de Dinamarca, de hecho, en la actualidad en este país aproximadamente el 10% de las comunidades funcionan así, y en Suecia ese porcentaje llega al 35%.

SENIOR COHOUSING

Lo que al principio parecía una tendencia reservada para un tipo de población más joven, actualmente se ha extendido a todos los rangos de edad, llegando a ser incluso una de las modalidades preferidas por las personas más mayores.

El “Senior Cohousing” nace a partir de una necesidad real. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en España más de 2,5 millones de mayores de 65 años viven solos. De estos, más de 850.000 tienen 80 o más años y en su gran mayoría son mujeres. Por otro lado, de acuerdo con un estudio de la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UPD), un 53,9 % de los mayores de nuestro país no desea acabar en una residencia de ancianos.

Esta soledad, unida al hecho de que muchos de ellos no quieren pasar el resto de su vida en una residencia, van ligados a un sentimiento de tristeza que puede llegar a provocar problemas de salud y mentales en esta población.

Para combatir este problema es por lo que ha surgido la tendencia del Senior Cohousing, una práctica cada vez más establecida y acogida por este grupo generacional, y que en España crece con los años. Según datos de Movicoma, en 2017 se identificaron alrededor de 30 proyectos de cohousing para mayores, mientras que en 2019 Cohousing Spain registró alrededor de 80 iniciativas en distintas fases de desarrollo, y actualmente ya hay más de 200 comunidades entre activas y en desarrollo en nuestro país.

Las principales razones por las que una persona mayor decide ingresar o formar parte de un cohousing son: soledad (30%), porque lo consideran la mejor opción para ellos (20%), por vivir en comunidad (15%), no tener carga de hijos (15%) y por viudedad (10%). Estos motivos cambian bastante cuando se refiere al ingreso en centros residenciales, donde las principales razones son, dependencia (50%), económico (25%) y soledad (20%), según los datos del estudio “Cohousing de personas mayores. Un recurso residencial emergente”, realizado por Elsa Gummà Serra y María Rosario Castilla Mora, trabajadoras sociales.

Además, según datos de este mismo estudio, hay una mejor aceptación por parte de las personas mayores de los cohousing que de las residencias, destacando un 93,7% de aceptación de los cohousing, y un 71,2% de las residencias.

Principales beneficios del Senior Cohousing:

  • Potencia la vida activa y mejora la calidad de vida de las personas mayores.
  • Nunca se sienten solos, gracias a la vida en comunidad, lo que repercute de forma positiva en su estado emocional y psicológico.
  • Las viviendas están adaptadas a las necesidades de cada persona, así como las zonas comunes que se establecen y se crean en función a lo que la comunidad quiera hacer.
  • Se fomentan las relaciones sociales.
  • Se refuerza la autonomía.
  • Aunque supone una inversión un poco alta al principio, a la larga el nivel de ahorro es considerable, ya que todos los gastos se reparten, y se fomenta el consumo responsable.
  • Al ser viviendas y espacios de nueva creación suelen ser ecológicos.
  • No existen horarios, cada persona tiene la libertad para moverse y hacer las actividades que desee.
  • Mayor crecimiento personal y desarrollo de las capacidades.
  • Suelen ser zonas con vigilancia 24h, por lo que la seguridad está también garantizada.
  • Pueden ser una solución a los desafíos demográficos y a la España vaciada.

CASOS DE ÉXITO

Actualmente, en España ya existen más de 200 comunidades activas y en desarrollo en nuestro país.  Veamos algunas de estas iniciativas:

  • En las Islas Canarias el formato se está implantando con lentitud. La Asociación Semilla Norte es una de las entidades que se ha interesado por la vivienda colaborativa para mayores, aunque todavía se encuentran en una etapa muy inicial.
  • En cambio, Andalucía ya tiene en marcha numerosos proyectos, desarrollados tanto por cooperativas de usuarios, como por otras iniciativas más profesionalizadas. Entre estas últimas se sitúan las de Habitat Colaborativo, un colectivo de trabajadores procedentes del ámbito de la economía social, las finanzas, el sector inmobiliario o el desarrollo rural, con dos próximos proyectos: el Hotel Residencial Baños de Ardales en Frailes (Jaén) y el Residencial Josefina Castro, en Granada capital. Por otro lado, Gralusa Grupo Empresarial ha creado el GranadaCohousing, un edificio de 26 apartamentos independientes tipo ‘senior cohousing’, en el que los inquilinos dispondrán de más de 800 metros cuadrados de zonas comunes.
  • Por su parte, en la Comunidad Valenciana destaca un proyecto de la cooperativa ‘Vida Sostenible’ en el barrio de Rabasa de la ciudad de Alicante, que verá la luz previsiblemente en 2022 y que se basa en la convivencia intergeneracional, ya que sus residentes serán un 50% jóvenes y otro 50% mayores de 60 años.
  • Sin embargo, el proyecto más ambicioso es el de la futura reforma del barrio de Pinilla en la localidad leonesa de San Andrés de Rabanedo, por el que se va a adaptar todo el entorno a las personas mayores, tanto las viviendas como los espacios comunes. La remodelación, en la que participan el ayuntamiento, la junta de Castilla y León y el gobierno central, se aprobó en 2018 y se realizará por fases.
  • La Empresa Municipal de la Vivienda (EMV) de Rivas Vaciamadrid ha publicado recientemente las bases de su concurso para desarrollar su proyecto de senior cohousing ‘Cohabita Rivas’. Los ganadores del concurso serán los que se encargarán de financiar la construcción del proyecto.